"Magisterium. Prueba de hierro"

     Un chaval descubre que es un mago y es reclutado para acudir a una escuela donde se le enseñarán las artes mágicas durante varios años. Allí tiene dos amigos, un chico y una chica. Y entre los tres se tendrán que enfrentar al malo malísimo, que mantiene una tregua con el mundo mágico. En esta escaramuza le vencen, pero esperan la batalla final... No es Harry Potter, sino esta nueva saga escrita por Clare, la autora de "Cazadores de sombras" y Black, la de "Las crónicas de Spiderwick". 

      Callum Hunt es un chico discapacitado que vive con su padre. Éste le ha aleccionado sobre la maldad de la magia, que mató a su madre cuando él era pequeño. A los doce años es seleccionado, con la oposición de su padre, en el Magisterium, una escuela de magia. Aunque su padre le pide que huya de la escuela en cuanto tenga oportunidad, allí Call por primera vez en su vida encuentra amigos y no es el último de la clase. Pronto Call sabrá quién es realmente, quién asesinó a su madre y los peligros que el Enemigo le depara.

       La novela -a pesar de sus semejanzas claras con Harry Potter- mantiene la intriga y la tensión, sobre todo en lo referente a la identidad verdadera de Call. La ambientación también es muy diferente del castillo de Hogwarts, ya que el Magisterium se encuentra bajo tierra en cuevas subterráneas.

         Se encuadra este libro en una corriente, que proviene de Estados Unidos,  que pretende dar protagonismo en la literatura juvenil -también en cine- a las minorías: personajes de distintas razas y orígenes, discapacitados y también  distintas orientaciones sexuales. Parece que la tendencia se está convirtiendo en obligatoria para todos los autores que quieren tener éxito. 

Autoras: Clare, C/Black, H.
Título original (en inglés): Magisterium. The Iron Trial.
Editorial en España: Destino
Año de publicación: 2014
Páginas: 300.
Valoración: Bueno.

     "Callum Hunt era toda una leyenda en su pequeño pueblo de Carolina del Norte, pero no en el buen sentido. Era famoso por ahuyentar a profesores sustitutos con comentarios sarcásticos, y también se especializaba en poner de los nervios a directores, monitores de sala y supervisores de comedor".

  
         

Comentarios

Entradas populares de este blog

Gran concurso del Día del Libro

Tres libros para sobrellevar el invierno

Tres libros juveniles para esta Navidad