"El maravilloso mago de Oz"

Dorothy, una niña huérfana, vive con sus tíos en una granja de Kansas. Un tornado arranca su casa con ella dentro y la transporta al maravilloso país de Oz. La caída de la casa provoca la muerte de la terrible Bruja del Este, y Dorothy recibirá como recompensa sus zapatos mágicos. 
Para regresar a su casa deberá pedir ayuda el mago de Oz que vive en la Ciudad Esmeralda. Por el camino conoce a un hombre de hojalata que la acompañará con el deseo de recibir un corazón de carne; también a un espantapájaros que quiere una inteligencia y a un león cobarde que pedirá al gran mago el valor. Los cuatro se encaminarán en busca de Oz siguiendo el camino de baldosas amarillas y se tendrán que enfrentar a infinidad de peligros en los que pondrán en juego todas sus habilidades.

"La inteligencia es lo único que merece la pena poseer en este mundo, se sea cuervo u hombre"

"El mago de Oz" es uno de esos clásicos anglosajones del que todo el mundo ha oído hablar,  ha visto alguna imagen de la película, o ha silbado su canción, pero  ha leído poco. Un cuento de hadas moderno y sencillo que sigue el esquema de la forja del héroe, y que ha sido utilizado en infinidad de películas.
Se siente pudor al escribir sobre él, ya que ha sido objeto de sesudos estudios literarios. Así que utilizaré para su descripción una cita del escritor R. Bradbury: "Oz es ese lugar donde, diez minutos antes de dormir, vendamos nuestras heridas, ponemos los pies en remojo, nos soñamos mejores, la poesía dormita en nuestros labios y decidimos que la humanidad, por muy falsa, vil y tonta que sea, merece otra oportunidad de recibir un nuevo amanecer y un copioso desayuno".

Gustará especialmente a los niños a partir de 10 años.

Autor: L. Frank Baum
Editorial: Cátedra. Con las ilustraciones originales. Edición de 2014.
Título original en inglés: The Wonderful Wizard of Oz.
Valoración: Muy bueno

     "-Estoy seguro de que estás lleno de valor -respondió Oz-. Todo lo que necesitas es confianza en ti mismo. No hay ser vivo que no se asuste cuando se enfrenta al peligro. La auténtica valentía es encarar el miedo cuando estás asustado, y tú tienes raudales ese tipo de valentía.
       -Quizá, pero sigo asustado -dijo el León-. Seré verdaderamente infeliz a no ser que des la clase de valor que hace que uno olvide que está asustado".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Gran concurso del Día del Libro

Tres libros para sobrellevar el invierno

Tres libros juveniles para esta Navidad