"Hyde"

Un grupo de estudiantes ha sido seleccionado para formar parte de un experimento: el proyecto Hyde. Deberán convivir en un caserón apartado del mundo durante una semana sometidos a una terapia subliminal de fomento de la lectura aparentemente inofensiva. Pero la desaparición de un alumno y el asesinato de otro joven del proyecto les hará descubrir que aquella terapia subliminal no es tan inofensiva y que la vida de todos corre peligro.

Algo del pasado que desconocen vincula la vida de estos chicos, algo que tendrán que descubrir a tiempo si quieren salvarse.
Al mismo tiempo aparece asesinado un publicista en la misma ciudad en la que viven los jóvenes  y un curtido policía intentará descubrir qué se esconde tras la muerte.

El inquietante inicio de esta novela recuerda mucho a otras novelas juveniles sobre reformatorios y extrañas residencias de estudiantes, en las que te espera de todo menos una sala de estudio, como Diferente de R. Wells  o Volverán a por mí de Hatero/Lahoz. El desarrollo cambia, ya que aquí se trata de un experimento, pero comparten la intriga, el misterio y la amenaza mortal. El libro engancha, sorprende, pero el final resulta poco verosímil. Y le sobran descripciones sanguinolentas.
En general entretiene pero no encandila, como ocurre con otros libros de Lozano, véase Cielo rojo .

Autor: David Lozano
Título (español): Hyde
Editorial: Alfaguara
Año de publicación: 2014
Valoración: Bueno

 "Héctor vigilaba a su alrededor. Y por fin, en uno de esos giros vislumbró de reojo una figura que apareció bruscamente detrás de él. No pudo reaccionar antes de sentir cómo una mano tiraba de sus cabellos hacia atrás, levantándole la cara. 
Su garganta quedó expuesta durante una fracción de segundo. Un fugaz destello le advirtió de la dentellada que  una hoja de metal acababa de producirle. Héctor, aun antes que el dolor, sintió la tibieza de la sangre resbalando por su cuello, empapándole la ropa".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Gran concurso del Día del Libro

Tres libros para sobrellevar el invierno

Tres libros juveniles para esta Navidad