"Cruzada en jeans"

En el año 1212 miles de niños se unieron desde distintos puntos de Europa a una cruzada para liberar los Santos Lugares de Jerusalén,  en manos de los musulmanes. Están encabezados por un visionario llamado Nicolás y dos monjes.
Rudolf, un joven del siglo XX viaja a la Edad Media en una máquina del tiempo. Por un error no puede regresar y se une a los cruzados, aportando a los "inútiles" ciudadanos medievales, sus avanzados conocimientos de la Edad Contemporánea. Les ayudará a superar enfermedades, ataques, supersticiones y penalidades.

La obra puede resultar muy interesante para todo joven que tenga previsto viajar en los próximos meses a la Edad Media, algo así como un manual, un tanto aburrido, de supervivencia entre fanáticos, engañadores y embusteros.
Parece que la autora, Beckmann, tiene esa visión de la historia tan de moda que afirma que los seres humanos progresamos a lo largo de los siglos y que hoy estaríamos mucho más desarrollados que en épocas pretéritas. Sí y no. En el siglo XX murieron más personas en guerras, que en todos los anteriores. Técnicamente hemos mejorado, pero ¿y el arte, la ética, la cultura...?

La autora intenta en todos sus libros divulgar  la historia entre los jóvenes. Pero es una lástima que Rudolf, nuestro protagonista, aprenda tan poco de los conocimientos medievales, que fueron muchos y muy profundos. El que lo dude que investigue, por ejemplo, en la figura de Hildegard von Bingen.

Autor. T. Beckmann
Editorial: Gran Angular
Género: Aventura, épico
Título original en neerlandés: "Kruistocht in Spijkerbroek"
Valoración: Bueno
Existe una película basada en el libro


     "Y de repente el mundo pareció acabar. Dolf experimentó el impacto de una intensa fuerza que envió punzadas de dolor por todo su cuerpo. Se sintió envuelto en una niebla de cambiantes matices azules a través de las cuales comenzó a percibir sonidos familiares: el zumbido del viento en los árboles, el canto de los pájaros. Pero aún no se atrevía a  moverse ni a abrir los ojos. Podía advertir el color del sol en su mano y cómo se  despejaba la neblina del interior de su cabeza. Abrió los ojos...
     Había llegado, pero, ¿adónde?"






Comentarios

Entradas populares de este blog

Gran concurso del Día del Libro

Tres libros para sobrellevar el invierno

Tres libros juveniles para esta Navidad